Clínica Ochoa interiores
LOCAL | TRIBUNALES

Un juez de Marbella pide la equiparación salarial con los del País Vasco

J. C. A. | 28/05/2020
     Comentarios
5
Un juez de Marbella pide la equiparación salarial con los del País Vasco
  • El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.
El magistrado Miguel del Castillo del Olmo, titular del titular del Juzgado de 1ª Instancia número uno de Marbella, ha reclamado la equiparación salarial de jueces y fiscales de la Costa del Sol con, entre otros los del País Vasco. Señala que existe una diferencia retributiva de más de 15.000 euros al año, lo que considera una "discriminación" y pide "igualdad de trato". 

El juez Castillo, una de las pocas voces que se alzan desde el mundo de la Judicatura local, ha remitido una nueva carta abierta a Marbella24horas (que se puede leer íntegramente más abajo) en la que aborda el tema de la equiparación salarial. 

"Aunque la prudencia de juez aconseja no opinar, la discriminación siempre debe ser denunciada, sobre todo cuando afecta a quienes con valentía tienen el deber de proteger al ciudadano de todo tipo de desigualdades de trato", señala. 

Sostiene que los gobiernos que ha habido hasta ahora en España han tenido "criterios manifiestamente arbitrarios, políticos y huérfanos de coherencia en muchos casos" a la hora de poner sueldos a "actividades profesionales absolutamente idénticas". 

"Yo quiero que, como ocurre con la policía y guardias civiles, nos equiparen a nosotros también con los jueces y fiscales vascos", añade. 

El texto íntegro de la carta abierta enviada a Marbella24horas es el siguiente:

Equiparación de sueldos y discriminaciones. ¿Y los jueces, fiscales, letrados judiciales y funcionarios de justicia de la Costa del Sol, cuándo?

Mientras nuestro Ministro de Interior anunciaba la definitiva y más que justa equiparación de los sueldos de guardias civiles y ertzainzas, teniendo en cuenta que ejercen las mismas funciones, y que tienen la misma responsabilidad, ejerciendo ambos en todo caso su indispensable y valiosa labor de un modo más que bien valorado por la sociedad, el magistrado que suscribe sigue haciéndose la misma pregunta que desde hace varios años: Y para nosotros, ¿cuándo?

Partamos del hecho de que la retribución judicial, hace diez años, era exactamente la misma que ahora. Que no les engañen. Esto pasa con todos los funcionarios de Justicia. Añádase – debo hablar más de lo que conozco mejor -que cualquier juez, por el hecho de serlo, y sin más datos o matices a tener en cuenta, cobra casi en cualquier lugar de España unos seis o siete mil euros menos que si lo fuera en el País vasco.

No es ninguna tontería ni invento, ni reproche a otros compañeros que sin duda lo merecen. Pero es que además, si tiene la condición de juez de ciudad pequeña (pongamos por ejemplo Estepona) o de ciudad media (pongamos Marbella), la diferencia se multiplica por dos si lo comparamos con ciudades como Vitoria, San Sebastián, o más incluso si hablamos de Bilbao, por no decir que las condiciones tributarias son bastante más relajadas allí, si se nos permite.

Hablamos de una diferencia retributiva de más de 15.000 euros anuales. No es moco de pavo. En Marbella vivir no es barato precisamente.

Hasta tal punto llega semejante discriminación que puede darse el caso - como de hecho se da en Estepona - de que el sueldo de un juez esté bastante por debajo de algunos de los policías oficiales o jefes a los que ordena medidas de investigación,o que sea, junto con el fiscal, el que menos cobra en una guardia de todos los profesionales que en la misma intervienen. O, en el caso de Marbella, que la retribución media del magistrado/a (solo somos 14 para una media de 200.000 habitantes y 500.000 en verano ) esté por debajo del salario real de muchos políticos locales o autonómicos, o a la altura de muchos asesores o mandos de diversa índole, que en todo caso y sin duda cobran lo que merecen.

Ante esta coyuntura, y partiendo del hecho indiscutible de que en la vida lo crematístico juega un papel secundario a partir de determinados niveles, no quería centrar mi reivindicación tanto en la cuantía percibida ( que en todo caso es digna y susceptible de valoración relativa ) sino en el hecho objetivo de la discriminación y las razones que la motivan. Estas razones son lo que me preocupan, y aunque la prudencia de juez aconseja no opinar, la discriminación siempre debe ser denunciada, sobre todo cuando afecta a quienes con valentía tienen el deber de proteger al ciudadano de todo tipo de desigualdades de trato. Piense que en su empresa le pagan un 20 % menos que a aquel que hace exactamente lo mismo que usted, solo porque su despacho está en latitud más al norte que la suya, o porque tiene una corbata roja y usted no, y sin otra consideración. Porque sí. Y a callar. ¿Cómo reaccionaría?

Sepa el ciudadano, pues, que, en España, la fijación de los salarios de jueces y magistrados, al igual que en el caso de los fiscales, y de la policías y guardias civiles, corresponde al Gobierno, y sepa que hasta hoy se tienen o se han tenido en cuenta, por todos los gobiernos, criterios que a mi juicio son manifiestamente arbitrarios, políticos y huérfanos de coherencia en muchos casos, de manera que ante actividades profesionales absolutamente idénticas en cuestión de dedicación, esfuerzo o responsabilidad, el pago obedece a una decisión política que no descansa en parámetros lógicos o razonables.

Por ponerles un ejemplo, un componente retributivo que abarca casi la mitad del sueldo de todo juez o fiscal es la “población” en la que ejerce su trabajo, y sepa a continuación que, sin embargo, y en contradicción evidente, la realidad es que magistrados de ciudades pequeñas cobran más que jueces de ciudades más grandes, cuando la ley (15/2003) dice, repito, que se debe tener en cuenta la población (Marbella es un ejemplo si se compara con Pontevedra, o León, casualmente lugares de nacimiento de los dos últimos presidentes de Gobierno de España, cuya población es sensiblemente inferior a la de Marbella...)

Piensen...

Quizás es una tontería o no es interesante, pero es que lo he recordado al escuchar la comparecencia del ministro, por cierto también juez. Así funciona, no les engaño. Yo quiero que, como ocurre con la policía y guardias civiles, nos equiparen a nosotros también con los jueces y fiscales vascos, quienes no solo perciben una retribución más acorde a la relevancia de su función, sino que además cuentan con unos medios a su disposición y sedes que distan mucho de la miseria predominante en la Costa del Sol. Igual reivindico en favor del resto de funcionarios de justicia. Por no hablar de comparar la dureza de la labor jurisdiccional en la costa del Sol, o el Campo de Gibraltar, con otros enclaves ( más “tranquilos”) del estado...

Les hablo pues, de igualdad de trato. De unidad. Y no me da vergüenza. No es imprescindible para ser feliz, pero es justo y necesario. Esto es lo que hay. Y así, residiendo en una de las ciudades más caras de España, me apetecía descubrirles esta novedad adicional al contenido reivindicativo latente en otras cartas anteriores, haciéndolo en beneficio de todos los maltratados funcionarios y funcionarias de justicia de ciudades, como las del sur, que son como mínimo tan importantes como otras situadas más al norte, pero que, en cambio, siguen siendo maltratadas desde el punto de vista del principio de igualdad de trato, en todos los sentidos. Hablo en nombre de Estepona, Marbella, Fuengirola, Torremolinos, Algeciras, San Roque, La Línea, y estas palabras van dirigidas especialmente a los políticos andaluces, que deben tener en cuenta que sin seguridad jurídica no hay inversión, y que la seguridad jurídica la proporciona un sistema judicial digno.

Por favor...

¿A quién beneficia esto...? Piensen en las organizaciones criminales y los beneficios que obtienen de juzgados infradotados, o las ventajas de un deudor en Estepona, donde las tramitaciones son necesariamente más lentas, y cuyo personal está peor reconocido que en otros rincones de nuestro glorioso país.

¿Para cuándo una comparecencia del Ministro de Justicia, de algún gobierno, que lo remedie?

Tampoco es tan importante, no sé si lo necesito, perdonen este ataque de espontaneidad vespertino.


Miguel del Castillo del Olmo. Magistrado de Marbella.

COMENTARIOS
Comentarios ( 5 )     Página 1 de 1
Comentario + valorado
Praetor
29/05/2020 - 08:46H
3
Comentario
Comentario deficiente!
-1
Si un magistrado se queja de su salario argumentando desigualdades salariales por CCAA y que Marbella no es un destino barato para vivir que se lo digan al resto de los mortales que no tienen esos salarios, ni esa estabilidad laboral. En el contexto actual, no es precisamente oportuno, ni prudente, abrir ese melón... cuando es algo, como su SSª reconoce, que viene de largo.
El juez protesta
31/05/2020 - 12:35H
2
Comentario
Comentario deficiente!
-1
Este es el juez que protesta por el estado de los juzgados por las condiciones laborales por el sueldo y porque el sol sale por Antequera , derecho todo el del mundo pero también sería bueno que conociéramos por el mismo los privilegios que goza por ser juez , porque privilegios tiene tanto él como sus compañeros uno muy curioso es tener derecho de pernada automovilística, está penada es utilizar para aparcar no solo su zona acotada si no toda la que pilla por poner el cartelito , en arias de Velasco llega a ser peligroso y lo vemos a diario y como dijo un ex juez de Marbella sancionado y expulsado de la carrera judicial , necesitamos un aparcamiento cómodo para poder realizar nuestra labor profesional, por cierto que según el mismo CGPJ la falta de medios hace que la justicia sea lenta pero también la hace la lentitud la pasividad y digamos las pocas ganas de muchos de los titulares de juzgados
Trabajadora en Justicia
30/05/2020 - 10:25H
2
Comentario
Comentario deficiente!
-1
Esa discriminación también es palpable entre el resto de los funcionarios de Justicia. Siempre que desde este colectivo se pide equiparación toca escuchar que no es el momento, que somos personal con sueldo fijo y que hay otros trabajadores que están peor o por la situación económica no lo permite. Pero ante la situacines en que cualquier persona necesite el amparo de la justicia sabed que aquí nos tenéis como el tercer pilar de esta sociedad, para defender vuestros derechos ante terceros que lo perturban.
Trabajador la cañada
29/05/2020 - 23:26H
1
Comentario
Comentario deficiente!
-1
Mucho exigir pero no dice los que gana. Yo me cambio mi sueldo por el suyo sin saber cuanto es. Es increíble lo de este pais, al que entre los políticos y muchos ciudadanos (no todos) están llevando a la ruina, al desastre, a pique como se suele decir. Menos mal que el "coleta" nos va a salvar dando sueldos como los que gana él o su pareja .
Prioridades
29/05/2020 - 08:51H
3
Comentario
Comentario deficiente!
-1
Esa equiparación salarial, solo entre magistrados, supone un gasto extra de 100 mill de euros más anuales. Estamos como para seguír lastrando el erario público con la que se nos viene encima. No ha leído SSª que de los fondos de la UE de reconstrucción post Covid vamos a tener que devolver la mitar, del orden de 60.000 millones de euros, lo que nos costó el rescate bancario vamos... Seguro que esos 100 mill se pueden destinar a cubrir otras necesidades más urgentes e imperantes.
Escribir un comentario
Nombre (requerido)
  Faltan: 1000 caracteres

Acepto los términos legales

Gallardo Viajes
Dental Mahfoud
HC Marbella International Hospital
Roma Abogados
Hidralia
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
El Esplendor
Pivesport
JVL
Marbella24horas.es 2020 ©