La fina línea que nos separa: Hipocondría y trastorno obsesivo

06/05/2020
Llegamos a casa, dejamos los zapatos en la puerta, nos lavamos las manos, desinfectamos cada artículo que entra minunciosamente, metemos toda nuestra ropa en la lavadora, nos duchamos frotándonos enérgicamente con agua y jabón… Y sólo entonces estamos preparados para continuar nuestro día. Después del ritual de desinfección, llega el alivio.

A lo largo del día, tal vez pensamientos lleguen a nuestra cabeza: "¿Me habré infectado por ir al supermercado?"; "¿Habré tocado un objeto contaminado y habré contaminado algo al llegar a casa?"; "¿Seré peligroso para mi familia?"; "¿Debería aislarme de ellos o podrían morir?";...

Este relato perfectamente podría encajar con la vida normal de alguien con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). La vida de una persona con este tipo de trastornos se inunda de pensamientos obsesivos relacionados con el temor a que ocurra algo malo. Por ejemplo pensar "Soy peligroso para mi familia".

Estos pensamientos, aunque las personas lo perciben como algo propio, son pensamientos automáticos que no pueden evitar y que provocan un gran malestar. Elevan su nivel de ansiedad y para bajarla, y reducir el estrés que estos pensamientos negativos genera, realizan un ritual, ya sea mental, como contar hasta un número o conductual como puede ser lavarse las manos con lejía 20 veces.

Al acabar su ritual, de lavarse las manos por ejemplo, eliminan la ansiedad provocada por los pensamientos obsesivos como el de "Estoy contaminado". Es la sensación que podemos tener después de la ducha tras la visita al supermercado durante esta pandemia.



Lo realmente patológico no es tener pensamientos obsesivos o preocupación hacia nuestra salud y la de nuestros seres queridos. Lo patológico es que estos pensamientos y preocupaciones sean el centro de nuestro día a día y que esto se cronifique y nos impida llevar una vida plena.

Cuando estos pensamientos y preocupaciones son el centro de nuestra vida, invertimos un tiempo excesivo en conductas desadaptativas y evitamos hacer cosas que antes hacíamos: como salir a comer fuera por miedo al contagio; ir de viaje por miedo a que algo terrible suceda; salir a comprar…Nos aislamos de los demás y de nosotros mismos en un “confinamiento” autoimpuesto y sin fecha de “vuelta a la normalidad”.

Trastorno de Ansiedad por Enfermedad (Hipocondría)

¿A estas alturas nadie ha pensado por un momento que podría ser un enfermo positivo de Covid-19 "asintomático" (válgame la paradoja) y ha buscado información en las redes sobre esta enfermedad y sus síntomas?

Este relato perfectamente podría encajar con la vida normal de alguien con Trastorno de Ansiedad por Enfermedad. Esto antes se conocía como "hipocondría", pero este término ha cambiado en la última actualización del DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y ha sido sustituido por el término de ansiedad por enfermedad, aunque comúnmente todos sigamos conociéndolo por el nombre de hipocondría.

¿Qué es la ansiedad por enfermedad? Es una preocupación constante por estar enfermo. La persona invierte tiempo en chequeos, búsqueda de información sobre síntomas y enfermedades… Ante un síntoma leve (tos, décimas de fiebre,...) puede tener el convencimiento de padecer una enfermedad grave. Vive en un estado de ansiedad constante en relación con su salud. Y a pesar de no tener síntomas, cree estar enfermo.

Personas con vulnerabilidad a padecer problemas de origen ansioso o que puedan estar padeciendo estas patologías, hoy más que nunca, precisan de ayuda profesional ya que el estrés añadido por este estado de alarma, puede hacer que sus niveles de ansiedad aumenten o se cronifiquen y con ello aumente la intensidad de conductas desadaptativas..

La línea entre salud, preocupación y enfermedad es una línea muy frágil. La situación de la pandemia nos pone a todos en la cuerda floja y nos da otra visión del mundo, diferente a la que teníamos. Esta pandemia más que alejarnos, nos acerca más a la perspectiva de lo patológico, de lo inusual.

Seguramente, tras esta pandemia, proliferen otros nuevos trastornos, nuevas fobias. Enfermedades inventadas por los humanos como recién sacadas del laboratorio, para ponerle nombre a experiencias ajenas a nuestro nivel de conciencia pero que todos podemos en un momento dado llegar a experimentar en menor o en mayor medida. Porque nadie está exento de bailar en esta cuerda floja que es la vida...

"A nada en la vida se debe temer. Sólo se debe comprender"- Marie Curie
Gallardo Viajes
Fernando Moreno
Dental Mahfoud
Roma Abogados
HC Marbella International Hospital
Hidralia
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
El Esplendor
Pivesport
Marbella24horas.es 2020 ©