Transparencia y Wasaps

20/03/2019
La transparencia es una forma de lealtad para con la ciudadanía, una obligación de las administraciones públicas para con sus administrados y administradas, la manera de rendir cuentas ante el mandato que los vecinos y vecinas te han otorgado por un mandato limitado para que ejerzas de administrador de eso llamado “cosa pública” sin olvidar que el tiempo que se te ofrece es finito y abarca a cada una de las esferas del servicio público.

Por eso cuando esta esencia básica de la democracia representativa se emborrona u opaca, la ciudadanía tiene el derecho y la obligación de empoderarse y exigir primero la publicación de esas cuentas y después el uso que se hace de ellas. 

Los juegos de la confusión no son el mejor antídoto para combatir el descrédito de un sector de la clase política, enfangar la buena voluntad de la ciudadanía con determinados ardides es una maniobra cuando menos fea. Jugar al equívoco, no dejar claro quién maneja determinados canales de comunicación y cuáles son sus fines resulta cuando menos sospechoso y lo que se le exige a una administración pública es que no lo sea, que no sea sospechosa.

Cuando la alcaldesa de Marbella anuncia y firma como tal, como alcaldesa, sin ninguna referencia a su partido político, al Partido Popular, un canal de comunicación vía wasap destinado a la ciudadanía, nosotros, la ciudadanía asumimos de inmediato que ese canal es institucional. Reitero, lo firma la alcaldesa, en su publicidad no hace referencia alguna al Partido Popular y en el mensaje de bienvenida de esa lista de difusión se indica que a través de la misma se recibirá “información municipal relevante y noticias de interés de Marbella”, uno no pensaría nunca que no, que no se trata de una nueva herramienta de servicio público de la administración local, sino de un canal de comunicación pagado por el Grupo Municipal del Partido Popular.

Por supuesto, los populares están en su derecho de trasladar a sus vecinos y vecinas la información de la manera que consideren oportuna, con sus diferentes estrategias, es lícito, lo que no lo es tanto es jugar de manera consciente a confundir institución y partido político. Porque este hecho, denunciado por Izquierda Unida ante la Junta Electoral de Zona, es más grave de lo que parece, entre otras cosas porque yo como ciudadano exijo saber qué va a hacer el PP con mis datos si me he dado de alta en ese servicio creyendo que era de carácter municipal y no partidista.

Cuando se pone en marcha el mecanismo de la duda todo el servicio queda manchado, la relación entre el administrador y el administrado rota, la confianza recíproca en la que se sustenta la democracia representativa enlodada. Solo la transparencia nos salvará del descrédito actual de algunos servidores públicos que tienden de manera demasiado habitual a confundir lo público con lo privado, el servicio a la ciudadanía con su propio servicio.
Fernando Moreno
HC Marbella International Hospital
Hidralia
Gallardo Viajes
Toma y daca
Campus altas capacidades
Roma Abogados
Dental Mahfoud
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
Pivesport
JVL
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©