Feria

06/06/2018
Aún me asombra el cielo azul, rotundo, que todo lo pinta de arriba abajo de luz. Y el contraste brutal de los colores sobre el blanco encalado de las casas. Ellas vestidas de gitana, prisma de volantes y peinetas que salpica de arcoíris aquí y allá, y ellos, los menos, vestidos de corto, reminiscencia del pasado campero, botos y sombrero.

Catorce años de mi segunda vida en Málaga y aún me tiembla cierta emoción cuando asisto a ese espectáculo de color que suponen las ferias, tan alejadas en continente y contenido de las euskaldunes, más sobrias en la puesta en escena, igual de contundentes en los excesos.

Mis ojos, mi mirada, aún se deslumbran cuando contemplo el brío intenso de los flecos y las vueltas de las colas, los topos y las líneas, las flores que revientan engarzadas en las peinetas, la melena recogida y el aliento de la fiesta que pulsa una guitarra.

Quizá esto último haya sido un exceso poético, pero es cierto que pese a mi ateísmo confeso, no dejo de asistir al espectáculo que supone la procesión de San Bernabé en Marbella, como fue mi primer descubrimiento de la de San Dionisio en Ojén, que me acogió durante diez años. No exagero cuando afirmo que se llena mi mirada de todo ese espectáculo tan intrínsecamente andaluz, tan distinto de mis fiestas, espectáculo que compone un mosaico de luz intensa y color vivísimo en una puesta en escena tan audaz por contraste como arraigada en la costumbre.

Daniela cumple su séptima feria y los trajes de gitana ya están desempolvados y cuelgan de las perchas en la terraza como una promesa cercana de jolgorio y de jarana. Azul y margaritas, blanco y floreado, rojo de topos blancos. Bailan su baile los vestidos con un compás previo y propio a la espera de ser elegidos. Trajes que ya han vivido sus ferias, que han sido habitados por otros cuerpos de amigas, de primas, y que encarnan una segunda o tercera vida con la más pequeña de la familia. Daniela participará de la feria y formará parte de ese abanico intenso de luces que me deslumbra. Y a mi querencia natural por ese momento tan intenso, vistoso y colorido se le sumará la querencia personal de verla a ella como lo que es, una gitana vikinga.
 
Hidralia Día del Agua
HC Marbella International Hospital
Campus altas capacidades
Gallardo Viajes
Fernando Moreno
Dental Mahfoud
Toma y daca
Hidralia
Izquierda Unida
Roma Abogados
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
Pivesport
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©