Excesos

14/11/2018
Hay, en ocasiones tato ruido, tanto, que solo merece la pena subir el volumen de los altavoces, de los auriculares, y dejar que The Who atronen con su devastador rock and roll, hasta que todo lo ocupen, que arrasen todo el espacio sonoro por completo y tras el paroxismo ensordecedor, tras un instante de infinito colapso, llegue la calma. El silencio. Para mí, The Who, son botica segura, pero hay momentos en los que la necesidad de aislamiento es tal que solo Rage Against The Machine me apaciguan.  

Desembarcamos en unos meses, medio año largo, en los que aislarse de la infoxicación, término que el especialista en información Alfons Cornella, acuñó para referirse a una “sobrecarga de información difícil de procesar”, va a resultar tarea hercúlea para la ciudadanía. Las maquinarias de los candidatos y candidatas a regir nuestros destinos en la administración pública ya se han puesto en marcha, modo carrera continúa, hasta desembocar en las elecciones de mayo de 2019, donde elegiremos a nuestros representantes más íntimos, entiéndase lo de íntimos por la proximidad de la institución municipal.

En todo este tiempo de excesos nos resultará complicado, complejo, discernir el grano de la paja, comprobar cuánto de cierto tiene esta promesa o en qué grado la vanidad impulsa esta otra, qué momento circense será el que se lleve los titulares y qué sordidez será la próxima en desvelarse. Además “Se presentarán ante nuestra vista cosas tan viejas que nos parecerán nuevas” que decía Víctor Hugo y lo nuevo será sobrepasado por lo inmediato y lo inmediato excedido por lo urgente. Y todo esto entre algarabías multicolores, soflamas estridentes, besos melifluos y sonrisas complacientes.

Forma parte del carrusel electoral y así hemos de verlo, como un carrusel donde las propuestas pasan ante nuestros ojos, caballitos de tiovivo, y la ciudadanía escoge, escogemos, en cuál nos queremos montar.

Pero en este proceso político, mediático, institucional, hemos de parar un instante, aislarnos, no tomar nuestras decisiones de forma baladí, ser conscientes del poder de nuestras decisiones, de la trascendencia de nuestro sentido del voto, de las posibles consecuencias que puede tener para el bien común, y es en ese momento, saturados por la información de los míos y de los contrarios, de cuñados y primos, justo en ese instante será cuando debamos parar un segundo y permitir que The Who o Rage Against The Machine o Gardel o Carlos Cano, atronen una y otra vez, para permitirnos olvidar todo, tabula rasa, y decidir qué idea del mundo, me representa.
Campus altas capacidades
Hidralia
Izquierda Unida
Fernando Moreno
HC Marbella International Hospital
Roma Abogados
Toma y daca
Dental Mahfoud
Hidralia Día del Agua
Gallardo Viajes
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
El Esplendor
Pivesport
Marbella24horas.es 2019 ©