Espíritu crítico

02/10/2019
“Si alguien espera salir de esta clase con certezas, es mejor que abandone ahora mismo. El objetivo que tenemos este curso es sembraros de dudas para que seáis capaces de preguntaros a vosotros mismos el porqué de lo que os contamos desde este púlpito, no queremos formar alumnos adoctrinados, queremos formar ciudadanos y ciudadanas con espíritu crítico”.  

Facultad de Periodismo del País Vasco. Éramos muy jóvenes, corría el año 1992 o 1993, siglo pasado. Quizá la frase no sea enteramente literal, pero sí muy muy aproximada. Y esto es lo que se esperaba de nosotros, empoderarnos como alumnado, como ciudadanía y como futuros profesionales de la comunicación. Crear espíritu crítico desde la libertad del conocimiento y desde la libertad de cátedra. Esta frase me acompañó durante toda la carrera y aún me acompaña para casi todo.

Por eso, tras el gesto valiente del IES Bahía Marbella en contestación al adoctrinamiento político que quería impeler la plataforma Hazte Oír sobre las conductas afectivo sexuales con la implantación del llamado Pin Parental, esta frase ha atronado en mi recuerdo como un estallido.

Porque la respuesta del instituto es brillante “En este centro se educa en libertad y en valores” y “Si quieren ustedes educar a sus hijos en el odio, háganlo en sus casas. Aquí no”. Y porque lo que está detrás del paso al frente de esta comunidad educativa en estos tiempos de miedos va mucho más allá de un tuit. Es la apuesta por una educación sin prejuicios, en la que se fomenta el espíritu libre de la ciudadanía y el sentido crítico de los alumnos y alumnas, y vertebrar esta idea con el ejemplo es el mejor de los logros.

Porque los valores no son solo unos y trinos y la sociedad va creciendo y evolucionando hacia un lugar indeterminado, y precisamente la libertad, la defensa de la libertad como valor iniciático, génesis de todos los demás, es lo que nos hará más fuertes como sociedad, más sensibles, más empáticos, más solidarios, porque seremos capaces de entender y comprender a las personas que nos rodean y hacer causa común sobre nuestros derechos y nuestros deberes como ciudadanía.

La imposición dogmática y la necesidad de control solo delatan el miedo al pensamiento crítico y a la libertad que emana del mismo.

Así que vaya aquí mi solidaridad y apoyo a la comunidad educativa del IES Bahía Marbella, mi aplauso por su determinación en adoctrinar, sí, pero en adoctrinar en la libertad de pensamiento y en el espíritu crítico. Bravo.
Dental Mahfoud
Fernando Moreno
Roma Abogados
HC Marbella International Hospital
Hidralia
Gallardo Viajes
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
Pivesport
El Esplendor
Marbella24horas.es 2020 ©