Bluf

07/02/2018
Bluf, dícese del:
1. m. Montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso.
2. m. Persona o cosa revestida de un prestigio falto de fundamento.
3. m. Fanfarronada, acción intimidatoria hecha por quien no cuenta con los medios para cumplir su amenaza.

Vive Marbella aquejada de diversos, históricos, angustiosos blufs que la impiden, por baladronadas que son, crecer más allá de la propia marca, asolada por la inmediatez y cortoplacismo de algunos de sus dirigentes políticos, que tienen más en mente la perpetuidad que la transformación.

Y digo bluf en cualquiera de las tres acepciones que nos propone la RAE, porque haberlos, haylos, y no hace falta rebuscar en la memoria a largo plazo para encontrar montajes, personas o acciones intimidatorias que hayan señoreado por los pagos de esta ciudad.

La Bajadilla y el proyecto casi megalomaníaco del Jeque Al-Thani, que con la connivencia del ayuntamiento gobernado por el PP, pretendía construir en el puerto pesquero de Marbella un emporio del ocio y de la banalidad, enterrando otro tramo de historia de la ciudad entre hoteles e infraestructuras hosteleras y que, sentencia por medio, ha quedado en nada, más allá de un agravio para el consistorio marbellí-

Capítulo aparte merece el Asunto del Tren, el Gran Bluf, así con mayúsculas, para el que tanto PP como PSOE y como Unidos Podemos han ofrecido en la última semana tres soluciones tan diferentes que más parecen responder a la intención de contradecirse los unos a los otros que buscar una salida real al grave problema de infraestructuras y comunicaciones que padecemos en esta ciudad, por otra parte, ciudad de primer orden internacional.

O la Copa Davis, para la que el equipo de Gobierno articulará en los próximos días un documento excel de datos abrumadores sobre asistencia de público, visitas, pernoctaciones e impacto comunicativo, pero que en realidad, a los marbelleros y marbelleras poco o nada parece haberles afectado, porque más allá de las alharacas, la cartelería y los comentarios a pie de barra, el ciudadano y ciudadana de a pie no hemos notado el paso de la Davis por nuestras vidas a no ser de una de las muchas y oportunas entradas regaladas que han circulado durante todo el pasado fin de semana por Marbella. Copa Davis, por la que, eso sí, el ayuntamiento, los vecinos y vecinas, hemos pagado cerca de 2 millones de euros.

El problema de alimentar los blufs radica en el hartazgo de la ciudadanía, ya resabiada, que vive estos anuncios y acontecimientos desde la distancia, con una actitud un tanto cínica y posicionamientos poco o nada participativos.

Y esta sensación de cierta tomadura de pelo lastrada desde allende los tiempos puede generar un efecto de Pedro y el lobo, es decir, que cuando llegue un anuncio que realmente sea positivo para la ciudad, sustentado en un proyecto sólido, con vistas a futuro, que encaje en un Plan Estratégico y que requiera el apoyo de la ciudadanía, los marbelleros y marbelleras quizá miren para otro lado pensando que, oh, aquí está otra vez, una nueva serpiente de verano, un nuevo bluf, y la oportunidad se transforme en oportunidad perdida.
 
Hidralia Día del Agua
HC Marbella International Hospital
Hidralia
Fernando Moreno
Gallardo Viajes
Roma Abogados
Toma y daca
Dental Mahfoud
Campus altas capacidades
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
Pivesport
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©