Los galimatías de Rafael Piña

29/07/2018
El pleno del pasado viernes en el Ayuntamiento de Marbella pasará a la historia del municipio, uno más, no por la formas ni el intenso debate, sino por el fondo, por ver cómo PP y OSP se unían para dibujar una nueva linde entre San Pedro Alcántara y Benahavís que hace perder a nuestro municipio 200.000 metros cuadrados de terreno. Esto es incuestionable, tanto como que quienes deberían haberlo evitado, prefirieron justificarlo. 

El PP utilizó el pleno a su conveniencia, buscando la manipulación, esa de la que siempre les acusó Rafael Piña en el tema de las lindes y a la que en esta ocasión asistió como estrella invitada. 

Ángeles Muñoz, callada, buscó el comodín del director general, cuya opinión se presentó como técnica, cuando es altamente política. José María Morente fue cargo de confianza del PP, nombrado después director general con un sueldo aún mayor. Es el auténtico gestor político de la delegación de Urbanismo, ya que la concejala poco aparece por allí, ocupada en sus quehaceres en la Diputación de Málaga. 

Por más que argumentaran hasta en cuatro turnos (otros dos de Francisca Caracuel y uno más de Piña) es imposible convencer de algo que no es real. La linde se ha cambiado y le quita terreno a Marbella, solo hay que mirar los planos. 

Pero el discurso del PP no sorprendió, no es la primera vez que intentan dar terrenos a Benahavís, pero sí quedará para la historia el de Rafael Piña, y su voto a favor, junto a de Manuel Osorio. 

Cuando falla la memoria, lo mejor es comer rabos de pasa, dicen, pero en el periodismo es más efectivo utilizar la hemeroteca. Por ello causaba especial sonrojo escuchar al concejal de OSP el pasado viernes. 

Aquel que luchó como un león fiero para que San Pedro Alcántara no perdiera terreno, ahora es un gatito de peluche en manos de Ángeles Muñoz. Él sabrá por qué ya no tiene garras, aunque el pueblo cada día lo tiene más claro. 

Causaba rubor escucharle hablar de la "cronología de un error" o del "galimatías" de las lindes. Ahora resulta que Piña no se aclara y ni sabe cuál es el PGOU vigente ni qué linde hay que poner. Ver para creer.

Utilizó argumentario nuevo, coincidente con el del PP. Ahora es el PSOE el que lo lió todo en su día, y también la Junta, que no se aclara. El interés en dar metros a Benahavís ya no es de Ángeles Muñoz, es de los socialistas. Es José Bernal el que quiere poner la mansión de la alcaldesa en el municipio vecino. 



Pero la hemeroteca está muy cargada y refleja de forma claro que antes no tenía dudas de que era el PP el que manipulaba este asunto. " La señora de Luxemburgo y principal aportadora de terrenos para incrementar el municipio de Benahavís", la definía Piña el 18 de enero de 2015 en una carta abierta. 

Siempre mantuvo que los informes técnicos que presentaba el PP servían para "defender intereses privados de la alcaldesa en lugar de los intereses del municipio". Ahora, todo es un cúmulo de errores. 

OSP siempre ha defendido que la mayor parte de Cerro del Colorado está en Marbella, en San Pedro Alcántara. En el pleno del pasado viernes, Francisca Caracuel dijo que estaba en Benahavís. Piña calló, le volvió a fallar la memoria. 

El ahora teniente de alcalde siempre denunció que el municipio vecino hacía obras en Marbella en sitios que no le pertenecían. En el pleno del pasado viernes, José María Morente dijo que Vega el Colorado está en Benahavís y que son terrenos "ejecutados y transformados" desde el municipio vecino. Piña siguió mudo y desmemoriado. 

Son solo unos ejemplos, hay muchos más, que ilustran el galimatías, pero el que quiere tener ahora en su cabeza un Rafael Piña al que luego le molesta que se hable de "trincalina" y amenaza con los juzgados. Quizá sea él, más pronto que tarde, el que tenga que ir a explicar el significado de ese término inventado. Trincalina podría ser, por ejemplo, tener cinco cargos de confianza más desde que gobierna con el PP. 

Y es que produce náuseas ver la transformación de Piña, ver cómo aquel que hizo bandera de la lucha contra Ángeles Muñoz, ahora es su vasallo más leal. Le ha bastado solo con un "compromiso" de la alcaldesa para que, tras una supuesta consulta a la Junta, se coloque en un futuro la linde correcta, y así votar a favor. 

Pero, cómo se hará. La adaptación del PGOU de 1986 a la actual legislación andaluza ya ha concluido y no caben más modificaciones. 

La linde se ha modificado, y Piña lo sabe, pero ya no quiere pelea, solo buscar coartadas ridículas. Para la historia negra de este municipio quedará ver a 15 concejales del Ayuntamiento de Marbella asumir, sin lucha, que la correcta es la que le quita terreno a su pueblo.

Además, Piña sabe perfectamente que al PGOU de 2010 se le introdujeron a última hora unas lindes incorrectas y que eso generó un posterior expediente de alteración de términos municipales que finalmente paró la Junta en noviembre de 2015. Vamos hacia el mismo camino, con la diferencia de que ahora él es cómplice. 

El galimatías al final va a terminar en un réquiem por OSP en las próximas elecciones municipales. 

Gallardo Viajes
Roma Abogados
Hidralia
Toma y daca
Dental Mahfoud
Campus altas capacidades
Izquierda Unida
HC Marbella International Hospital
Fernando Moreno
Hidralia Día del Agua
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
Pivesport
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©