La Rosaleda grita contra Del Nido, Marbella no

05/02/2014
Queda mucho, desgraciadamente, para que Marbella supere su pasado. Son todavía demasiados los procesos por corrupción pendientes de sentencias firmes, algunos de ellos muy mediáticos como los casos "Malaya" o "Pantoja". Por ahora, nos basta con el "Minutas", que el pasado sábado generó que un estadio entero pidiera que el ex presidente del rival fuera a la cárcel. Por el contrario, el día antes, el pleno del ayuntamiento esquilmado no se pronunció contra su posible indulto. 

La Rosaleda fue un clamor durante el partido de máxima rivalidad entre el Málaga y el Sevilla. "Del Nido a Alhaurín" gritó a coro la grada. Más allá del daño que le hizo a Marbella, que seguro que también estaba en la mente de muchos aficionados, la expresión era fruto, lógicamente, de la rivalidad deportiva, contra el ex presidente del club más odiado por los malagueños. 

Pero aún así, esta manifestación popular contrastaba con la que no se llevó a cabo, el día antes, viernes, en el pleno del Ayuntamiento de Marbella, donde por segunda vez la oposición intentó un pronunciamiento institucional contra el indulto que ha anunciado va a solicitar el abogado. Y, también por segunda vez, obtuvo la negativa del Equipo de Gobierno del PP. 

Parece bastante razonable que se realizara un posicionamiento claro de la institución que fue saqueada por Del Nido. La justicia ya ha hablado, pero ahora la decisión será política y la tendrá que tomar el Consejo de Ministros cuando le llegue la petición del expresidente sevillista, que estará avalada por la campaña de recogida de firmas que está realizando, entre ellas las de la mayoría de presidentes del fútbol profesional. 

Resulta, pues, lógico, que sobre la mesa esté también la opinión contraria de toda la ciudad de Marbella, expresada de forma unánime a través de sus representantes políticos en su máximo órgano de soberanía, el pleno. 

Después de mucho insistir, el portavoz del PSOE, José Bernal, solo logró, y a regañadientes, una frase de la alcaldesa: "para que quede claro, expreso, absolutamente en contra del indulto", dijo textualmente. Pero no quiso que hubiera un pronunciamiento institucional. 

Es difícil de entender esta negativa, calificando incluso la propuesta como demagógica. Sabemos que, a nivel jurídico, el Ayuntamiento ha pedido ya la ejecución de la condena y se ha negado a que se suspenda el ingreso en prisión como ha pedido la defensa de Del Nido hasta que se resuelva un incidente de nulidad que también ha presentado. Es lo normal, nada que objetar, pero no era eso lo que se pedía en el pleno. 

Por supuesto, no creo que nadie del Equipo de Gobierno esté a favor de ese indulto, de ahí que la sorpresa sea mayor y solo achacable, quizá, a la refriega política y a no aceptar nada que venga de la oposición. Sí pueden surgir más dudas si a esta negativa le añadimos otra reciente, al no recurrir la sentencia el caso Malaya. 

Aquí ya no es tan fácil encontrar una explicación. Fiscalía y Junta de Andalucía, esta última como acusación popular, recurrieron para solicitar más penas. El Ayuntamiento se escudó en una tibia postura de satisfacción ante una sentencia que no gustó a nadie en Marbella. Sería muy grave que con ello hubieran buscado no molestar a alguno de los empresarios absueltos, como sugirieron desde Izquierda Unida. 

Serán los ciudadanos los que tenga que valorar todos estos movimientos, pero algunos echamos de menos más contundencia con los corruptos y menos cruce dialéctico entre Equipo de Gobierno y oposición. Recordar que el PP pactó con el GIL en Mancomunidad y Diputación, o que Isabel García Marcos se terminó pasando al lado oscuro, nos lleva ya a muy poco. 

Sí habría sido más positivo recurrir el Malaya y hacer un pronunciamiento institucional por si al Gobierno, que no lo creo, se le ocurre conceder el indulto a Del Nido. Lo contrario genera dudas y no estamos a estar alturas para tenerlas, con la que ha caído en el municipio.  

Que el pleno se hubiera posicionado habría sido darle valor, el que suele faltar cada mes en unas sesiones que se utlizan para realizar constantes modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) o para hablar de lo que hace mal la Junta de Andalucía, en vez de hacerlo de los problemas reales de los ciudadanos.

Responder a las preguntas de la oposición debería ser una obligación, en lugar de utilizar ese tiempo para atacar a la bancada de enfrente, a la que ya se denomina por sistema "tripartito", en una evidente muestra de nerviosismo electoral.

Nos queda un año movido y más aún para superar el estigma del municipio. Decisiones como las comentadas no ayudan. La Rosaleda gritó contra Del Nido, pero el pleno del Ayuntamiento de Marbella, por decisión del PP, no. 

jcangulom@marbella24horas.es
Dental Mahfoud
Fernando Moreno
Hidralia Día del Agua
Toma y daca
HC Marbella International Hospital
Gallardo Viajes
Roma Abogados
Hidralia
Campus altas capacidades
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
Pivesport
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©