El silencio cómplice del mundo del deporte en Marbella

12/03/2019
Se cumplen ahora diez años desde que Marbella fue declarada “Ciudad Europea del Deporte”, aquel bonito título que buscó Ángeles Muñoz en sus primeros tiempos en la alcaldía y que, si ya entonces sonó a broma, actualmente no hace ni la más mínima gracia.  

Si uno mira las instalaciones que tenía el municipio en 2009 y las compara con las de ahora, ya no solo es que no se haya progresado prácticamente nada, sino que hemos ido hacia atrás por el lógico paso de los años.

Es cierto que en este tiempo se construyeron dos piscinas, cofinanciadas, por cierto, por la Junta, pero que fueron después privatizadas y en nada resolvieron, por ejemplo, el problema de los clubes de waterpolo.

También se ha hecho un pabellón, en Bello Horizonte, igualmente con aportación de la Junta. Y se acabó. Eso sí, hemos traído dos veces la Copa Davis.

A la hora de repartir culpas en estos diez años, es evidente que el 80% son para Ángeles Muñoz, quien ha mantenido durante este tiempo un desprecio absoluto por el deporte más allá de hacerse fotos con los tenistas, en eventos interesantes desde el punto de vista turístico, pero que nada aportan al deporte del municipio, lleno de carencias que se han perpetuado en el tiempo.

Quizá uno de los aspectos más sangrantes es el deterioro del Estadio Municipal, instalación ruinosa que no solo visitan cada quince días los rivales del Marbella FC, sino también los equipos europeos que vienen a hacer sus concentraciones invernales. Ahí ha estado, por ejemplo, el Borussia Dortmund. Me gustaría saber qué imagen se han llevado, aunque es fácil adivinarla.

Y, ante este panorama demoledor, diez años después, llama mucho la atención que no haya quejas, que ningún club proteste ni pida nada. Solo la Peña Marbelleros se está atreviendo a sacar una pancarta en la zona de preferencia del Municipal durante los últimos partidos.

Ya no hay plataformas para pedir mejores instalaciones, ya no hay boicot a la gala del deporte, ahora todo el mundo está contento. Solo hubo quejas durante los dos años del tripartito, ahí sí había muchos valientes, pero después todo el mundo callado.

Y es que, hay que reconocer que, a golpe de subvenciones de 50.000 euros, es normal que uno se quede mudo. Pero al final, ese silencio se hace cómplice y encubridor de una situación insostenible. 
Roma Abogados
Toma y daca
HC Marbella International Hospital
Dental Mahfoud
Gallardo Viajes
Hidralia
Campus altas capacidades
Hidralia toallitas
Fernando Moreno
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
Pivesport
JVL
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©