El estado del municipio

24/06/2018
No es muy habitual asistir en Marbella a un debate sobre el estado del municipio. Debería celebrarse siempre durante los seis primeros meses de cada año, pero Ángeles Muñoz nunca fue aficionada a darse de bruces con la realidad y en ocho años solo convocó uno en 2014 y tras las presiones de la oposición y un informe del Secretario. El de esta semana ha sido el segundo, ahora sí cumpliendo el reglamento. 

También en 2016, el entonces alcalde, José Bernal, celebró este pleno extraordinario, aunque no el año pasado, con todas las negociaciones para renovar el pacto de gobierno. 

Con sus antecedentes, ha sorprendido que Ángeles Muñoz quisiera celebrar ahora este debate. Antes tenía la misma obligación y no cumplía. Ahora solo lleva diez meses al frente del Ayuntamiento y, por más que se esforzara, tenía muy poco que ofrecer a los ciudadanos, aunque ella piense lo contrario. 

La regidora ha estado viviendo de las rentas del tripartito, entre las que se pueden citar las obras en las calles Alonso de Bazán, Antonio Herrero y Víctor de la Serna, el bulevar de Arroyo Primero, zonas del Casco Antiguo o el Puerto Deportivo. 

En Limpieza ningún avance, salvo la compra de mucha maquinaria a través de renting que ya tenía prevista también el anterior gobierno, pero que no está repercutiendo en las calles. En Urbanismo, área en la que tenían tanta prisa desde la oposición, aún no ha comenzado la redacción del nuevo Plan General. 

Son las delegaciones que citó en primer lugar en su discurso y, se supone, que en las que más logros quería mostrar, pero ni de lejos se ve ninguno destacado. 

También hizo mucho hincapié en Parques y Jardines, con el despilfarro brutal que se está realizando en flores y que en algún vivero están agradeciendo. 

En definitiva, fue una hora de discurso con poco contenido, mucha propaganda marca de la casa y excasísimos logros que presentar a la ciudadanía. 

Y en la parte final, para cerrar el debate, en la que tenía previsto realizar propuestas, Muñoz perdió los papeles tras el discurso del líder de la oposición, José Bernal.

La regidora se desquició y no fue capaz de hilar lo que quería proponer, que quedó deslavazado y con constantes críticas a su oponente político sin mayores razonamientos que, por ejemplo, decir: "vaya intervención mala ha tenido". 

Y es que el edil socialista realizó una discurso directo hacia la alcaldesa, a la que citó de forma repetida como "señora Muñoz". Especialmente, pienso, la desquiciaron que se criticaran sus viajes a Madrid y que se le dijera que "Marbella no merece una alcaldesa a tiempo parcial". 

Más nerviosa aún la pusieron que se nombraran lugares como "China" y "Miami", que le pueden complicar su futuro inmediato, tanto como el caso PGOU o, sobre todo, el de los cargos de alta dirección. 

Con ese horizonte, Muñoz está llevando a cabo una alocada carrera hacia mayo de 2019, en la que parece difícil que llegue a la meta, aunque ayudas en los juzgados no le faltan, y lo va a intentar por todos los medios, está claro.

Lidera un municipio que ha perdido buena parte de las obras que estaban previstas, muchas ellas en el tan necesario saneamiento, y en el que prevalecen la siembra de flores y las externalizaciones ante la falta de gestión de lo público.  

De una etapa austera con el tripartito al frente el Ayuntamiento, se ha pasado al despilfarro continuo del dinero público para preparar la campaña electoral de los dos partidos en el gobierno. 

Porque el panorama para OSP también se presenta oscuro. Con encuestas que vaticinan que no sacarán ni un solo concejal el próximo año deben poner toda la carne (dinero público) en el asador. 

Para la historia también quedará la ridícula intervención de Rafael Piña en el debate sobre el estado del municipio en el que aseguró que iba a contar "por primera vez" las razones de la moción de censura. 

Es de suponer, con este razonamiento, que las anteriores eran mentira, pero las que ofreció este pasado jueves, basadas en la zona azul, lo son igualmente y él lo sabe. 

En San Pedro Alcántara la indignación cada día es mayor con el Teniente de Alcalde, especialmente por las obras, las últimas en pleno verano en la plaza de la Iglesia. Su gestión se ha convertido en un despropósito tras otro y en bandazos diarios. 

Por tanto, muchos nervios en el equipo de gobierno, enfrascado en la campaña electoral desde hace diez meses y ajeno a los problemas de los ciudadanos, ante una oposición que parece cohesionada y con la mente puesta en retomar el mando del Ayuntamiento. 

HC Marbella International Hospital
Gallardo Viajes
Hidralia Día del Agua
Hidralia
Fernando Moreno
Roma Abogados
Dental Mahfoud
Campus altas capacidades
Toma y daca
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
JVL
Pivesport
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©