¿Toros sí, pero circo no?

30/07/2013
Continúa adelante el verano, parece que más relajado, al menos respecto al comienzo. El mes de agosto lo para todo, con media España de vacaciones. Pero no por ello nos quedamos sin asuntos que destacan y que merecen aparecer en este blog. Días atrás me llamó profundamente la atención la nueva postura del Ayuntamiento sobre los circos. De ellos hablaremos y también, cómo no, de La Badjilla y del sablazo del IBI. 

Hace unos días, el Ayuntamiento sorprendía, al menos a mí, al anunciar que "modificará o aprobará las ordenanzas que sean necesarias" para no autorizar la instalación en el término municipal de circos itinerantes en los que participen animales salvajes. Buscaban, dijeron, proteger los derechos de los animales y evitarles viajes en jaulas, con temperaturas extremas en invierno y verano.

La medida se justificaba en un "clamor ciudadano", por lo que Marbella pasaba a forma parte del grupo de "municipios libres de circos con animales", una especie de colectivo formado por más de un centenar de ciudades y en el que también se encuentra, por ejemplo, Benalmádena. 

Educar a nuestro hijos en valores como la defensa medioambiental o el respeto hacia los animales es algo fuera de toda duda, no merece mayor discusión. Por tanto, la medida parece adecuada, aunque también busque acabar con muchos recuerdos de la infancia de los que ya no somos tan niños y acudíamos al circo a ver a gente como Ángel Cristo.

Ahora son otros tiempos, y este milenario espectáculo está cada vez peor. Los circos son cada vez más pequeños y las múltiples profesiones que engloban están en peligro de desaparición. La medida de no permitir que algunos se instalen en ciertos municipios es un nuevo mazazo, aunque también es cierto que quizá deberían reciclarse y buscar otro tipo de "show", como el Cirque du Soleil, por ejemplo. Por tanto, adelante con la medida por el bien de los animales. 

Pero otra cosa muy distinta es la decisión política tomada, en el caso de nuestro municipio, desde un partido como el PP, gran defensor de las corridas de toros. No tengo una especial sentimiento antitaurino, pero sí lo tengo muy desarrollado contra la hipocresía. No se puede tomar una medida, supuestamente populista, discrepo sobre que haya un clamor popular contra los circos, cuando por otro lado se defiende la llamada "fiesta nacional", donde mueren, torturados, animales. 

Es en este aspecto fariseo donde me llamó la atención la medida de nuestro Ayuntamiento. Resulta obvio que no es compatible defender a los animales del circo, y al mismo tiempo favorecer las corridas de toros. Hace mucho que no voy a un circo, pero cuando lo hacía nunca vi morir ningún león, ni ningún tigre. Hace aún más que no voy a una corrida de toros, donde he estado un par de veces en mi vida, pero ahí vi hacer sangrar a un animal para debilitarlo, clavarle las banderillas y matarlo atravesándolo con una espada. 

Por tanto, no puedo tomarme en serio el grupo de "municipios libres de circos con animales", salvo en el caso de las ciudades catalanas que, por cierto, son una amplia mayoría en el listado que se puede encontrar por Internet y, donde como todos sabemos, no se aceptan tampoco corridas de toros. Ahí sí existe la coherencia. 

De todas formas, puestos a prohibir, yo también apoyaré que se evite tener a un canario enjaulado, a una tortuga en pequeño estanque o a un perro encerrado en casa, que sale a la calle a hacer sus necesidades fisiológicas cuando el dueño se acuerda. O legislamos para todos, o se pierde el principicio de igualdad y por tanto la justicia de la norma.

Así que fuera medidas parciales, hipócritas y populistas. Vamos a defender a los animales, pero a todos, no solo a los que al político de turno se le antoje para buscar unos cuantos votos. Algunos nos quieren seguir dando pan y circo, pero sin animales salvajes, por lo que se ve. 

Y del resto del verano, qué contar. Pues que parece que se ve un poco de luz en el Puerto de La Bajadilla. El culpable de la situación, el jeque Al-Thani, parece que quiere rectificar. Nunca es tarde y menos para un proyecto tan importante. La Junta ya ha mostrado cintura y le ha dado un nuevo plazo. Siendo justos no se lo merecía, por informal, pero el beneficio será mucho mayor con flexibilidad que aplicando a rajatabla la ley. 

También seguimos a vueltas con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). La subida, estilo sablazo, está amargando el verano a muchas familias, especialmente a las que menos tienen. Desde el Ayuntamiento, como es habitual, se echan balones fuera. La culpa, dicen, es de Zapatero. Pero, al final, han tenido que reaccionar para anunciar una rebaja que se hará efectiva en 2015, precisamente el año de las elecciones municipales. No conviene tener enfadados a los vecinos a la hora de echar la papeleta, aunque quizá puedan pensar que la rebaja, igual que la subida, por lógica, sea cosa también de Zapatero. 

jcangulom@marbella24horas.es
  
HC Marbella International Hospital
Hidralia Día del Agua
Gallardo Viajes
Hidralia
Roma Abogados
Campus altas capacidades
Fernando Moreno
Dental Mahfoud
Toma y daca
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
Pivesport
JVL
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©