Ángeles Muñoz se defiende como gato panza arriba

12/02/2017
Cercada por el frente judicial, principalmente con el caso PGOU, pero también se prevé que en breve por el de las contrataciones irregulares de cargos de alta dirección, y además por un posible debate sucesorio impulsado desde Málaga, la exalcaldesa Ángeles Muñoz ha dado este fin de semana un golpe de efecto manteniéndose en el Comité Ejecutivo Nacional. Parece evidente que va a plantar batalla. 

La continuidad del que siempre ha sido su máximo valedor político, Javier Arenas, en el círculo de confianza de Mariano Rajoy, donde permanece perenne desde 2008 como vicesecretario general de Política Autonómica y Local, se presenta decisiva de nuevo para dar oxígeno a Muñoz. 

La exalcaldesa está cercada por la justicia y no se puede olvidar que existe una denuncia de la Fiscalía contra ella por un presunto delito de falsedad en la tramitación del PGOU de 2010, que investiga el juzgado de Instrucción número 3 de Marbella. 

El tema supone un escándalo mayúsculo ya que, a la espera de conocer quién estuvo detrás y si hay responsabilidad penal, es evidente que el plan general se falsificó horas antes de su aprobación al introducirle 22 planos nuevos, que no se votaron en el pleno y que no salieron a exposición pública. 

La estrategia, alterar sobre la bocina más del 30% del documento, recuerda a la época GIL, solo tres años después de la operación Malaya y teniendo en la alcaldía a la persona que se presentó a las elecciones de 2007 como la "solución para Marbella". 

No es, por tanto, un tema menor, unido a que una de las zonas donde hubo cambios afectaba a las lindes con Benahavís donde Muñoz tiene su mansión y que originó el posterior expediente de alteración de términos municipales. 

A esto hay que sumarle un nuevo escándolo, el protagonizado por los ocho cargos de alta dirección del PP, que ella contrató, y que han conseguido en los tribunales quedarse en el Ayuntamiento de por vida con sueldos que ronda los 3.000 euros mensuales y pagaremos todos los ciudadanos.

Este asunto, con indicios de varios delitos, principalmente de prevaricación, también acabará ante la justicia y la diana ya la puso el equipo de gobierno en Ángeles Muñoz, que estaba al frente de los Oales y sociedades municipales en los que se hicieron esas contrataciones. 

Y al cerco judicial, que deberá estrecharse desde el Tribunal Supremo por su condición de senadora, se puede añadir otro que parecen querer cerrar sobre ella desde su propio partido en Málaga. 

Si se ha abierto desde la dirección provincial el debate sucesorio, ya mirando a las próximas elecciones, es algo que lógicamente solo saben ellos, aunque desde fuera se perciben intrigas en esa línea. Ahí surgiría la figura de Manuel Cardeña, que parece postularse como delfín desde Acosol.

Por si acaso, hay quien mantiene que sus acólitos se identifican ya con el lema "yo soy de Ángeles", aunque habrá que ver cuántos quieren pronunciar esa frase.

Pero, ante todos estos agobios, Muñoz ha reaccionado de forma evidente. Quizá viendo que le quieren mover la silla ha dado un giro a su política, hasta ahora centrada casi exclusivamente en Madrid y la ha dirigido más hacia Marbella. 

Su presencia es ahora más constante en ruedas de prensa, en un intento por mostrar que aún tiene fuerza y que no va a ser fácil quitarla de enmedio. Ha iniciado una campaña mediática contra el tripartito, apoyada por algunos de los que ya la intentaron sostener, con poco éxito como se ve, en el gobierno.

Todo ello, en la semana que ha concluido con el 18ª Congreso Nacional del PP en Madrid, de donde sale evidentemente reforzada, al igual que el que siempre ha sido su principal valedor político, Javier Arenas, que vuelve a ser su gran apoyo en estos momentos. 

Está claro que va a plantar batalla, ya no solo en los tribunales, sino también en su propio partido. Si desde Málaga quieren relevarla, ya saben que no se lo va a poner fácil. Mucha fe debe tener la senadora en sus abogados, tanto en los que llevan toga como en los que usan la pluma.

El objetivo es 2019 ya que el tándem Arenas-Muñoz no quiere ya negociar con OSP para buscar una posible moción de censura este verano. Nunca he pesando que Ángeles Muñoz viera opciones de gobernar a mitad de mandato, pero sí le ha interesado mantener viva esa llama para cohesionar sus filas con una ilusión. Ahora, a tenor de las últimas declaraciones, abandona ya ese juego.

Veremos cómo evolucionan los acontecimientos y si Muñoz llega a la cita electoral, algo que sinceramente no creo que ocurra, pero también tengo claro que se va a defender, ya lo está haciendo, cual gato panza arriba. 
Campus altas capacidades
Dental Mahfoud
Toma y daca
Hidralia Día del Agua
HC Marbella International Hospital
Gallardo Viajes
Fernando Moreno
Hidralia
Roma Abogados
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
El Esplendor
Pivesport
JVL
Marbella24horas.es 2019 ©