Clínica Ochoa interiores
LOCAL | TRIBUNALES

Dos policías locales declaran este martes en el caso Funky Buddha

J. C. A. | 26/01/2015
     Comentarios
3
Dos policías locales declaran este martes en el caso Funky Buddha
  • El club de playa objeto de toda la polémica.
El caso Funky Buddha se reactiva este martes con más declaraciones testificales ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, Miguel Ángel Gómez Torres. Entre las personas que pasarán por la sede judicial se encuentran dos policías locales. Uno de ellos, elaboró un informe sobre la situación del club de playa en El Pinillo, motivo por el que habría recibido presiones de un superior, que también acudirá. 

Este asunto, que salpica a la cúpula de la Delegación de Urbanismo de Marbella, mantiene imputado a su concejal, Pablo Moro, como presunto autor de tres delitos, entre ellos el de prevaricación. 

El pasado 25 de agosto, el edil fue imputado por el juez y citado a declarar el 30 de octubre. Durante el proceso de instrucción, los día 17 y 18 de diciembre se tomó declaración hasta a 17 testigos como el concejal de Obras, Javier García, altos cargos de Urbanismo, inspectores y técnicos, entre otros. 

Ahora continúa la investigación judicial y la nueva fecha marcada en el calendario es este martes 27 de enero, con nuevas declaraciones. 

Destacan las de dos policías locales. Uno de ellos, un subinspector que levantó en agosto un acta con irregularidades que se detectaron durante una visita al club de playa situado en la zona de El Pinillo. Posteriormente, sus superiores le habrían llamado la atención en la Jefatura y le habrían pedido explicaciones, incluso por escrito.

El propio agente, tras conocer por la prensa que el asunto había acabado en manos del juez y que se estaba investigando, compareció en el juzgado para explicar las presiones que había recibido tras levantar el acta durante el verano. 

El superior que le pidió explicaciones por su comportamiento, un inspector de la Policía Local, también tendrá que sentarse esta mañana delante del juez para aclarar este asunto. 

Además, comparecerán el propietario de los clubes Buddha, Juan Carlos Ferrero, y Carmen Barrantes, administrativa de Urbanismo que redactó los decretos que no firmó Pablo Moro. 

Hay que recordar que el magistrado intenta esclarecer por qué no se firmaron los decretos de paralizacion de la obra del citado club de playa entre los meses de febrero y abril y por qué, entre mayo y septiembre, no se firmaron las multas coercitivas.

Como consecuencia, imputa tres delitos: prevaricación, cohecho y contra la ordenación del territorio, al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Pablo Moro. Las irregularidad fueron llevadas ante la justicia por el PSOE. 

COMENTARIOS
Comentarios ( 3 )     Página 1 de 1
Comentario + valorado
Barbacano
27/01/2015 - 07:50H
12
Comentario
Comentario deficiente!
-3
Muy bien por ese sargento y muy mal por ese inspector que se supone que está para que se cumpla la ley. ¿Y este inspector nos tiene que defender? Vaya bazofia que hay en Marbella.
Crimen y Castigo
27/01/2015 - 11:56H
9
Comentario
Comentario deficiente!
-3
Pero castigo del bueno, no una calleja y fuera. Multa y de las gordas, que se le expulsen de su puesto de trabajo y comprobar cuanto dinero a sacado a través de estos chanchullos del Funky Budda...estos chanchullos al final vienen hasta bien. Sacan un dineral de este negocio y las multas q les ponen son de risa. Sale bien hacer estos chanchullos....si eres o tienes amigos ahi arriba
Inspector Gadget
27/01/2015 - 11:36H
6
Comentario
Comentario deficiente!
-4
Si no llega a ser por el inspector nadie habría quitado la tapadera de este cubo de basura que salpica al Ajuntamiento
Escribir un comentario
Nombre (requerido)
  Faltan: 1000 caracteres

Acepto los términos legales

HC Marbella International Hospital
Hidralia
Dental Mahfoud
Gallardo Viajes
Roma Abogados
Footers
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
El Esplendor
Pivesport
JVL
Marbella24horas.es 2019 ©