La que se nos puede venir encima

31/03/2019
La que se nos viene encima por un clamoroso error político de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, que además, ahora no solo no quiere asumir, sino que lo va a utilizar para practicar su deporte favorito, la confrontación con las administraciones donde gobierna el PSOE. Piensa que puede sacar rédito electoral y personal, pero el daño para Marbella puede ser irreparable, aunque esto último, es evidente, siempre le ha importado bien poco.

Ya tenemos el antecedente del Hospital Costa del Sol, cuyas obras paralizó Muñoz en 2010 denegando la licencia para el aparcamiento en superficie. Sabía que eso iba a generar una retahíla de pleitos, que el Ayuntamiento empezó a perder en 2013.

Consecuencia: el hospital sin ampliar. Los perjudicados: los ciudadanos. Lo lógico: haber dejado que se hicieran las obras y después haber peleado por el aparcamiento.

Pero no, Ángeles Muñoz prefirió hacerse la heroína y utilizarlo como constante ariete en sus campañas electorales que, por cierto, tampoco le ha dado mucho éxito, menos aún comparado con el daño que ha hecho.

Ahora vuelve a ponerse el disfraz de “Superwoman” para supuestamente defender a Marbella del pérfido Gobierno socialista que quiere quitarle lo que le pertenece.

Como argumento para una película de superhéroes no estaría mal, pero en la realidad no es nada creíble viniendo de quien quiso regalar 170.000 metros cuadrados de terreno a Benahavís para, según se denunció en su día, dar un auténtico pelotazo.



Aquello se logró parar, pero ahora las prisas de la alcaldesa por coger el cheque y hacerse la foto antes de que se aprobaran los Presupuestos del Estado, no solo han hecho que la Seguridad Social haya pedido de vuelta los 12 millones de euros de las causas judiciales por corrupción, sino que, como no se hace, quiera anular el fraccionamiento de la deuda heredada de la época del GIL.

Que Marbella tenga que devolver ese dinero no es bueno, ya que no repercutiría en equipamientos, pero iría a pagar precisamente esa deuda, con lo que el mal es menor. 

Lo más grave de todo este asunto es perder el aplazamiento que se hizo en su día a 40 años con un interés del 1% para que Marbella pudiera ir aportando lo que no pagó el gilismo.

Si esto finalmente se produce, sería un mazazo de repercusiones ahora mismo incalculables para el Ayuntamiento.

Para solucionarlo, ¿que ha hecho la alcaldesa? Anunciar pleitos en los tribunales porque dice que tiene la razón (como con el aparcamiento del hospital). Ya hasta celebra una primera victoria por la suspensión cautelar, pero aún falta la decisión sobre el fondo del asunto y el riesgo es máximo. 

¿No sería mejor negociar con la Seguridad Social? Qué envidia da ver a otros alcaldes del PP como José María García Urbano, que ha buscado acuerdos y logrado, por ejemplo, que la Junta, esa que antes tanto odiaba a Marbella, hiciera en Estepona un hospital en unos meses.  
Gallardo Viajes
Footers
Fernando Moreno
Hidralia
Toma y daca
Dental Mahfoud
Roma Abogados
HC Marbella International Hospital
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
Pivesport
El Esplendor
JVL
Marbella24horas.es 2019 ©