Cosas que no entiendo: Por favor que alguien me lo explique

28/12/2016
¿Por qué los candidatos a la Presidencia del Gobierno celebran la victoria en las elecciones? Cada vez se repite la misma escena: el “líder” rodeado de familiares y “acólitos”, asomados al balcón de la sede de turno, saludando y arengando a una multitud de seguidores entregados a la causa, enarbolando “espontáneamente” banderitas con los símbolos del partido, como si les fuese la vida en ello.

Y yo me pregunto, ¿qué tienen que celebrar quienes recién acaban de asumir la responsabilidad de dirigir los designios de millones de ciudadanos, especialmente aquellos que se encuentran en situación de desempleo o exclusión social? Porque los que tenemos la vocación del servicio público, somos Quijotes que consideramos un honor la oportunidad de ejercer esta responsabilidad; pero de ahí a celebrarlo pública y ostentosamente, va un mundo. Antes al contrario, se debe pagar una serie de servidumbres que en modo alguno lo compensan ni el salario ni el reconocimiento de aquellos a los que se gobierna.

Y es aquí cuando uno comienza a tomar conciencia de la falta de vocación y conciencia de la mayoría de nuestros actuales gobernantes, cuyos continuos escándalos desprestigian la noble profesión que han elegido, la política, tan digna en la utopía, como prostituida en la vida real, desde el momento que la conciben como un premio, como una oportunidad de alcanzar influencia y reputación.

Sin embargo, esta situación que de por sí ya es esperpéntica ha alcanzado un nivel de inmoralidad tras el último capítulo de nuestra maltratada democracia, la proclamación de Mariano Rajoy como presidente de gobierno. Me estoy refiriendo a la fiesta que en una discoteca celebraron los “jóvenes” del grupo popular, para celebrar la resurrección de su líder y candidato, tras conseguir expiar sus pecados gracias a una incomprensible estrategia del PSOE. ¿Realmente hay algo que celebrar? ¿Algo de lo que sentirse orgulloso? ¡Rotundamente no! Lo que procede es pedir disculpas humildemente, aprovechar esta oportunidad inmerecida para ganar con el trabajo el perdón por tantas fechorías; en lugar de eso, volvemos a asistir a un comportamiento altivo de quien se cree por encima del bien y del mal, ajeno a cualquier enseñanza e impune a todo escarmiento.

¿Conocéis el cómic de Astérix? Aquéllos que seáis fieles lectores de este adorable y honrado personaje, seguro que os pasará como a mí; nuestro presidente, al igual que el jefe de la aldea, es porteado sobre un escudo que le eleva unos centímetros por encima de la realidad, de manera que desconoce lo que acontece en ésta. Claro que ambos personajes son bien diferentes: uno es ficticio, bondadoso y piensa en sus aldeanos. Me estoy refiriendo lógicamente a Abracurcix.

Hasta la próxima.
Marfil Communities
AZ Jurídicos
Advanced Therapies
Hidralia Doce Gotas
Fernando Moreno
Dental Mahfoud
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
El Esplendor
Gaber Sport Marbella
JVL
Pivesport
Marbella24horas.es 2017 ©