Pasión de gavilanes

21/11/2018
Si alguien me contara que una nave espacial ha abducido una noche al concejal de OSP Manuel Osorio y por la mañana nos ha devuelto a una persona físicamente similar, pero totalmente distinta, me lo creería sin que hiciera falta que lo dijera Iker Jiménez.  

Claro, que también cabe la posibilidad de que, quien antes era un gran actor, digno de un Oscar, ahora se haya retirado de la interpretación y dejado paso al auténtico político, sin careta.

Algo tiene que haber, porque no reconozco a Manuel Osorio, me lo han cambiado, y mucho. Siempre me pareció un político íntegro, serio, recto. Ninguna de las tres palabras podría utilizar ahora para referirme a él.

Nada queda de aquel que, junto a su compañero Rafael Piña, fueron el azote de las políticas del PP y de Ángeles Muñoz.

¡Ay, qué tiempos aquellos! Que seguro que ya no volverán, porque del odio se ha pasado al amor, y todo gracias a una moción de censura en una noche de verano, donde empezó la pasión, al menos saliendo del armario, porque seguro que venía de antes.

En OSP había gente que decía que era de izquierdas y que de gobernar con el PP?nada, de nada, pero ahora callan, eso sí, con los bolsillos llenos, que se ve todo bastante diferente.

Y así el matrimonio puede ir para largo, porque hasta hay quien rumorea que Osorio irá en las listas del PP para las próximas elecciones. Si hay algo de cierto, lo sabremos en unos meses, pero no sorprendería mucho, seguro, porque el concejal sampedreñista está absolutamente mimetizado con el PP, es uno más.

El último ejemplo, el pasado lunes día 12, en la rueda de prensa que protagonizó junto a Ángeles Muñoz, que quedará para el recuerdo.

Osorio fue tan servil que hasta llegó a asumir con gran vehemencia la compra del edificio de la Delegación de Urbanismo. Quiso transmitir que la idea había sido suya y que “muy a su pesar” no se iba a hacer porque la alcaldesa, al final, no le dejaba.

Y hasta parecía que estaba enfadado por ello, ¡qué tío! Por lo visto, le afecta mucho que la Delegación de Urbanismo necesite más espacio para sus oficinas.

Ese papelón, que pudo hacer vomitar a cualquier persona que lo viera por televisión, solo hace que constatar que es capaz hasta de partirse la cara por su ahora jefa, inmolándose ante la opinión pública.

Eso sí que es una demostración de amor político o, más bien, de auténtica pasión, de gavilanes.
Gallardo Viajes
HC Marbella International Hospital
Toma y daca
Izquierda Unida
Dental Mahfoud
Fernando Moreno
Hidralia
Roma Abogados
Hidralia Día del Agua
Campus altas capacidades
Blogs
El tiempo en Marbella
EL TIEMPO HOY
Pivesport
JVL
El Esplendor
Marbella24horas.es 2019 ©